Existen varias recomendaciones que son comunes a cualquier tipo de viaje y a cualquier destino:

- Averiguar si el país de destino exige visa.
- Informarte sobre la necesidad de aplicación de vacunas.
- Armar las maletas con la ropa adecuada al clima del lugar de destino.
- No olvidar llevar los medicamentos que usas a diario o regularmente.

En fin, consejos tan importantes como el de llevar un seguro de viaje, puesto que por el Tratado de Schengen, firmado por casi todos los países europeos, todo turista extranjero que ingrese al Viejo Continente deberá hacerlo con un seguro de viaje con un valor mínimo de 30 mil euros.

Sin embargo, también existen otros consejos interesantes, como por ejemplo:

Si viajarás por diversos países de Europa, te recomendamos hacerlo en tren, una de las formas más comunes y baratas de dicho continente. Para eso, te cuidado con tu documentación y haz las reservas correspondientes con antecedencia.

Deberás también cuidar la puntualidad con respecto a las salidas de los trenes y tener en cuenta la cantidad de equipaje: cuanto menos maletas, más comodidad y tranquilidad para disfrutar el viaje. Sucede que en el tren es el propio pasajero que transporta el equipaje y embarca y desembarca con sus maletas. Si llevas maletas enormes o en mucha cantidad, será difícil que encuentres lugar adecuado en el vagón.

Recuerda que con el tren podrás pasar por varios países de Europa, sin necesidad de hacer chek-in, despachar el equipaje o hacer largos viajes entre aeropuertos. Viajar en tren realmente es más cómodo!

Eso sí: lleva contigo el nombre de la estación –o las estaciones- en las cuales debas bajar, porque siendo en otro idioma, podrás llegar a confundirte con el anuncio por los altoparlantes.

Y reiteramos una vez más la necesidad del seguro de viaje por causa del Tratado de Schengen. Cotízalo en GO! Travel Assistance y adquiérelo de inmediato, desde la comodidad de tu casa. Es rápido, simple, seguro. Es la mejor asistencia al viajero y cumple con todos los requisitos Schengen.